Nos adentramos con el equipo de Cuarto Milenio en el palacio de Sisla

‘Cuarto Milenio’ celebra su emisión número 500 con un especial grabado en una instalación militar española de alta seguridad. Las instalaciones militares albergan las ruinas del antiguo palacio de Sisla, en Toledo. Nunca antes un equipo de televisión había obtenido el permiso oficial para pasar una noche de investigación en un enclave militar, en este caso una zona restringida en la que desde hace más de 40 años se vienen registrando presuntos fenómenos paranormales de diversa índole.

En la provincia de Toledo, en dependencia de la Academia Militar de Infantería, existe una zona restringida dedicada a maniobras militares. Y en ella, desde antiguo, hubo un edificio misterioso: el palacio de Sisla, construido sobre los cimientos de un monasterio jerónimo del siglo XIV. Ese palacio, o lo que queda de él, es el objetivo de ‘Cuarto Milenio’ en esta histórica emisión del programa 500. “Es un lugar realmente extraño. Existe algo que yo no he visto jamás en ninguno de mis viajes por el mundo. Es un enclave muy cinematográfico donde uno imagina la reunión de conspiradores o sociedades secretas sin mucho esfuerzo”, afirma Iker Jiménez.

 

En ese lugar, y tras la petición de Carmen Porter, el equipo del programa pudo contar con un perro de rastreo de explosivos puesto a disposición por la Academia de Infantería, que reaccionaba en distintos lugares. Posteriormente, se cotejaron las reacciones de este perro con las pruebas de medición de alteración de campos electromagnéticos. Los resultados y las coincidencias fueron sorprendentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *