Melendi cómodo y magistral en el concierto íntimo de Los40

El cantante Melendi ha sido el último en actuar en Los40 Básico Opel Corsa, una serie de conciertos que se llevan a cabo en espacios más reducidos, como el Teatro Barceló, donde el público puede disfrutar del artista de una forma más cercana e íntima.

Melendi en el Los40 Básico (Foto: Ser Comunicación)

Antes de comenzar la actuación, el cantante asturiano recibió sobre el escenario una de las sorpresas de la noche. Iba a ser premiado con un Golden Music Award, un premio que reconoce la trayectoria y la gran cantidad de Números 1 que ha tenido Melendi en la lista de Los40. Este galardón se le entregará el próximo día 2 de noviembre en el Wizink Center de Madrid donde tendrán lugar Los40 Music Award.

Tras el gran momentazo vivido, Melendi empezó un concierto que estaría lleno de mensajes, sus mejores temas y sobre todo un público muy entregado. Decidió comenzar con ‘Tocado y Hundido’ y tras finalizar el primer tema se presentó, a toda la gente que le acompañaba, con una bonita frase: “Me siento más joven que nunca y ustedes tienen parte de culpa en todo esto”.

Al momento prosiguió con “una canción muy romántica que solo pretende darles lo que se merecen” se refería a ‘Lo que nos merecemos’ de su nuevo repertorio y que pertenece a su último álbum ‘Ahora’. Después continuó con un tema muy especial para él: “Como el agua y el aceite” que dedicó a su amiga Joaquina Fernández que falleció y a la que dice que la debe mucho: “me enseño a dejar de ver la paja en el ojo ajeno y ver la viga en el mío” y terminó mandándola un beso fuerte para ella.

Melendi seguía avanzando con las canciones de su nuevo disco con ‘Tiempos de re-evolución’ y su single ‘El arrepentido’ con la que quiso “dar un poco más de marcha a los cuerpos y los corazones” de todos los asistentes. Y efectivamente, así fue, no defraudaron, cantaron todos al unísono este tema que hizo subir las revoluciones del concierto.

El público entregado durante el concierto de Melendi (Foto: Ser Comunicación)

Con la siguiente canción nos desplazábamos hasta La Habana, con un simple “Vámonos a Cuba” el intérprete ya nos introducía uno de sus temas más diferentes y especiales “Desde que estamos juntos” con su ritmo habanero. 

Con un poco de nostalgia y haciendo mención a los migrantes que echan de menos su casa entonó ‘Mi código postal’, canción que habla de ello.

Tras esto llegó el que sería su mensaje más importante de la noche. Primero agradeció que haya vuelto a ser Número1 de Los40 gracias a la canción ‘Déjala que baile’ y posteriormente pasó a hablar de la polémica del titular que le pusieron en la promoción del disco donde decían que “Melendi no es feminista”. Quiso aclararlo y mandar un mensaje feminista a todo el público:

Cuando me preguntan sobre esto, yo le digo al periodista: “¿sabes el momento de mi vida en el que yo dejé de ser machista?” el día que lo reconocí, si no lo reconoces algo, no lo puedes trabajar. Vivimos tiempo maravillosos en los que por fin la mujer tiene voz y, mis hijas van a tener más voz todavía. Cuando empecé a aceptar mi machismo, empecé a descubrir mi lado femenino.

El cantante asturiano interpretó otro de sus nuevos temas ‘Mírame’, con los que tampoco bajaba el ritmo del concierto en ningún momento y alternaba con hits de otros discos como ‘Destino o casualidad’, ‘Tu jardín con enanitos’ o ‘Como una vela’ recibidos también con euforia por todos los fieles congregados en el Teatro Barceló.

Tras presentar a toda su banda, Melendi estaba llegando al final, pero todavía le quedaban sus canciones más especiales con las que suele cerrar todos sus conciertos: ‘Cenizas a la eternidad’ con una carga emocional importante, “La promesa” la canción más romántica que tiene y con la que explicó la historia que rodea a la canción:

Esta canción nace de un día de borrachera, estaba con mi amigo Pablo en un portal y me preguntó “¿En el mundo somos impares? Y si no somos impares porque nadie me compra” En ese momento yo le dije “De aquí a un año vas a conocer a la mujer más maravillosa, te vas a casar con ella, y yo os voy a cantar la canción más romántica que voy a hacer en mi carrera. Me complace anunciaros que Pablo y Covadonga se han casado y yo cumplí mi promesa”

El asturiano puso el broche de oro con ‘Lagrimas desordenadas’ con la que cerró un concierto de lo más completo, en el que se le notó muy a gusto y contento con un público entregado de principio a fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *