Damián Mollá: “Sonriendo se sale mejor de una crisis»

Damián Mollá repasa desde nuestro programa su trayectoria profesional siempre con el buen humor que lo caracteriza. Actualmente cuenta los entresijos del programa en el que trabaja, “El Hormiguero” de Antena 3.

El hormiguero comenzó su andadura en septiembre de 2006, ¿que has aprendido en estos años del programa?

Una de las mejores cosas que tienen “El Hormiguero”, aparte de trabajar en equipo con tus amigos, es que tienes la suerte de ver a personajes de todo el mundo, que tienen muchísimo talento. Cuando empezamos yo 14recuerdo entrevistas con gente española que no quería hacer una acción en particular porque les parecía que ellos venían a hablar de la película y nada más. Se ha ido cambiando esa tendencia gracias a “El Hormiguero” y la gente ya sabe que viene a promocionar como hacen en Estados Unidos. Cuando vienen los americanos lo hacen con una gran naturalidad. Cuando vino Tom Cruise se paró a saludar, a sacarse fotos con cada uno de los cien componentes del equipo, hay que tomar nota de estos tíos, cuanto más grandes son, más humildes les ves.

Muchas estrellas han pasado por el programa como Alonso y Nadal, siempre se dice que los deportistas dan menos juego…

Con Fernando Alonso hay una injusticia extraña, es como que tiene un poco el efecto Cristiano Ronaldo, como que no cae bien. Es verdad que las entrevistas que le hacen siempre son justo antes de salir a correr, que está concentrado y no está el tío para contestar a florituras. Cuando vino al Hormiguero estuvo relajado, se nota que es un tío fantástico y súper humilde, pero cuando está trabajando cambia el chip y no es el momento de hablar con él, le vino bien venir al programa. Rafa Nadal aunque sea un poco mas soso, es encantador y al que todo el mundo adora y si le pudimos ver un poco más charlatán.

¿Algún invitado te ha causado peor sensación?

En general, casi todos, han sido muy buenas experiencias. Tuvimos algún problema con Stallone porque quería la temperatura del plató a determinados grados, si estaba a más yo creo que era porque se le derretía la cara o algo, pero no lo sé. Son un tipo de exigencias muy de Hollywood, siempre piden cosas pero que nunca llegan a estos extremos.

Damián Mollá, Barrancas en "El Hormiguero"
Damián Mollá, Barrancas en «El Hormiguero»

El hormiguero siempre ha estado acompañado de una gran audiencia, ¿Cuál crees que es el secreto?

Intentamos hacer un programa de entretenimiento absoluto, es para olvidarte de los líos que hay ahora mismo en la cabeza de todo el mundo, un rato para desconectar. Lo puedes ver con toda la familia, tus hijos, con la tranquilidad de ver que están aprendiendo cosas con la ciencia, con historia para mejorar como persona, intentamos elevar el estado de ánimo del país, fuera del entretenimiento, siempre enviar un mensaje positivo. Sonriendo se sale mejor de una crisis que estando triste…

Pablo Motos un hombre de radio, y ahora con una gran soltura en televisión…

Somos todos un equipo de radio, somos gente fea con muy buenas veces, justo lo contrario que Operación Triunfo, gente guapa con unas voces terribles, es lo que pasaba al Hormiguero al principio. Pablo empezó en la tele poco a poco cuando nació Cuatro que estaba ligada a la Cadena Ser. Empezó a salir en Channel nº4, fue a calentar motores por si acaso y luego nos ofrecieron hacer un programa. Programa que Pablo tenía en la cabeza desde hace años. Lo de Pablo ha sido sorprendente, me parece imposible que nadie pueda entrevistar como entrevista Pablo a un americano y sin tener ni idea de inglés, lo que hace es muy complicado, sin embargo tiene una gran soltura.

Increíble cambio físico de Pablo Motos en meses.

No dábamos un duro porque Pablo pudiera conseguir un cuerpo mínimamente decente, era un escombro humano. Y de repente es tan cabezón, tan cabezón, que se pone y no le paras. En cuatro o cinco  meses estaba hecho un toro, y no ha parado, el tío sigue siempre en forma, practica artes marciales y está cuidando siempre mucho el cuerpo y la mente. Es un obcecado pero para bien, se ha hecho así mismo.

Recuerdo recientemente la broma del truco de la guillotina con Dani Martín que mucha gente se creyó y le daban por muerto, ¿cómo se vivió todo ese revuelo entre el equipo?

Era la típica cosa que hacemos como una broma porque no se lo va a creer nadie. Pero no solo se lo cree todo el mundo, sino, que ahora con Twitter, lo dieron por muerto saliendo incluso en Wikipedia la fecha de la muerte de Dani Martín. Las fans se cogieron un disgusto y de repente nos estaban criticando de una manera desorbitada por hacer una chorrada. Al día siguiente Pablo tuvo que dar entrevistas para explicarlo. A mí me gustan estas cosas porque ha quedado para el recuerdo de esta generación televisiva.

Una de las mejores secciones que habéis hecho Juan y tú era “El kiosko” ¿pensáis en retomarla?

La sección que hacemos ahora de “Los Culturetas” en realidad no es muy diferente, simplemente en vez de dar la referencia de que el dato viene den“Jara y Sedal” pues son datos que vienen más de Internet. Podemos ir fácilmente al chiste que viene muy bien a la hora de hacerlo muy rápido. Tenemos poco tiempo, hay que buscar más chistes por minuto con esta sección, mientras que la del kiosko requería de 10 minutos.

Te preguntamos por dos nombres propios: Piedrahita y Flipy

Flipy se fue porque tenía una productora que estaba creciendo y llegó un momento que le era incompatible. Ha producido la hora de José Mota, La Hora Chanante… Por suerte Marron ha cogido el relevo fenomenal, aunque no tiene esa locura de Flipy de fallar todo, que también era muy divertido. Hemos cambiado eso, por acertar todo y que se entienda la ciencia. Lo que por un lado le echamos de menos por otro esta cubierto perfectamente por Marron. Y Piedrahita es nuestro padrino en el mundo del humor, le conocimos en la radio y él nos presentó a Pablo y nos recomendó. Gracias a él, comenzó nuestra carrera como cómicos, así que todo mi cariño siempre hasta que me muera.

También das vida a una de las hormigas ¿En qué te pareces a Barrancas?

Barrrancas es una representación de mis cuatro hermanas, son muchas y todas pequeñas, es mucho lío tener cuatro hermanas. Digamos que la caricatura que yo hago de ellas, la paso por el filtro de Barrancas y sale bastante solo. He convivido con ella todos estos años y se me hace fácil darle ese toque femenino y de niñato que tiene Barrancas, es como un niño pequeño.

¿Realmente habéis sentido que se os ha ido de las manos alguna situación de peligro en el programa?

Sí, hemos tenido tres o cuatro momentos bastante serios en «El Hormiguero». En uno llegó a venir el CSI español a investigar una explosión que había habido, vinieron con las lucecitas moradas, mirándolo todo… Tuvimos también la casi muerte de Marron al simular una avalancha de corcho, no calculamos bien la cantidad y en el ensayo lo habíamos hecho con la mitad pero al poner el doble el peso ya no permitía respirar dentro y Marron casi muere asfixiado junto con Pablo, estuvieron vomitando y cagando corcho un par de días.

El programa es el más original pero o eres fiel seguidor o lo odias…

Para una gente tiene esa sensación de que nos tratan mejor fuera que aquí, y a nosotros nos dan muchos premios internacionales que no le pasa a ningún programa en España y en cambio un TP se te resiste durante tres años.  Es verdad que hay gente que le tiene un poco de tirria pero no hay un programa tan original, un formato exportable al extranjero y que sea “made in Spain” y que como tal debería recoger el cariño de todos los españoles, ya que hemos llevado la marca de España fuera. Se ve el programa en revistas americanas, esta en China con un mercado de 2.000 millones de personas que pueden comprar nuestras hormigas…

Algún famoso se ha mosqueado de verdad, muchos quieren saber que les vas a preguntar y aquí no sabes por donde te va a salir Pablo…

Nos pasó con uno de los chicos de “La Red Social”, Jesse Eisenberg, el tío no estaba de humor, estuvo rancio toda la entrevista. Después de haberle pasado un filtro con todas las preguntas para que no hubiera ninguna incómoda, a pesar de todo, las preguntas le parecieron mal y nos quedamos con cara de tontos. Entonces hubo un poquito de mal rollo y él luego lo contó en Estados Unidos en un programa, son cosas que para mi gusto dan caché al programa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *